Just another WordPress.com weblog

Papa define a María como la mujer que ama y que es signo del amor que Dios tiene por nosotros

VATICANO, 01 May. 06 / 11:30 am (ACI).- A las 5:15 p.m.  hora  de Roma, el Papa Benedicto XVI llegó en helicóptero al Santuario del Divino Amor en Roma y tras rezar el Rosario con los miles de peregrinos ahí reunidos, pronunció un discurso en el que destacó la capacidad de amar de María, mujer que piensa y quiere como Dios.

Tras ser recibido por el Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana y Vicario para la Ciudad de Roma, Cardenal Camillo Ruini, el Santo Padre recitó los misterios de gozo y tras finalizarlos afirmó que con el título de “Virgen del Divino Amor” se hace explícito “el vínculo que une María al Espíritu Santo, desde el inicio de su existencia, cuando en su concepción el Espíritu la preservó de toda sombra de pecado”.

El Pontífice, recordando su primera Encíclica, dijo a los presentes que “María es una mujer que ama. En cuanto creyente que en la fe piensa con los pensamientos de Dios y quiere con la voluntad de Dios, ella no puede ser sino una mujer que ama”.

María –continuó- es el fruto y el signo del amor que Dios tiene por nosotros, de su ternura y de su misericordia”.

Asimismo Su Santidad recordó la promesa “hecha por los romanos el 4 de junio de 1944, cuando pidieron solemnemente a la Virgen del Divino Amor que esta ciudad fuese preservada de los horrores de la guerra y fueron escuchados: el voto y la promesa de corregir y mejorar la propia conducta moral, para hacerla más conforme a la del Señor Jesús”.

Sobre los misterios del Rosario el Papa se dirigió a los fieles diciendo: “hemos repetido y hecho nuestras las palabras del Ángel, y también las expresiones con las que santa Isabel acogió a María, hemos contemplado la fe dócil de María que confía en Dios sin reservas y se pone totalmente en sus manos, nos hemos sentido cercanos al Niño Jesús y hemos reconocido y adorado en Él al Hijo eterno de Dios hecho, por amor, nuestro hermano y así nuestro único Salvador”.

“Hemos entrado con María y José en el templo para ofrecer a Dios el Niño y realizar el rito de la purificación: y aquí hemos sentido anticipar, en las palabras del viejo Simeón, junto a la salvación la contradicción y la cruz, y aquella espada que, bajo la cruz del Hijo, atravesará el alma de la Madre y así la hará no solamente madre de Dios sino también nuestra madre en común”, dijo.

Luego de encomendar su ministerio, los obispos y todos los fieles de Italia y del mundo a los miles de peregrinos que durante el mes de mayo vendrán a este popular santuario mariano, el Pontífice dijo: "también hoy necesitamos de la conversión a Dios, a Dios Amor, para que el mundo se vea liberado de las guerras y del terrorismo".

Finalmente exhortó a todos los presentes “a vivir el amor y así hacer entrar la luz de Dios en el mundo”.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: