Just another WordPress.com weblog

HABLEMOS DE MARÍA

 

                 

 

 

Cita                                                                                     

HABLEMOS DE MARÍA

María es tan universal que tiene un contacto directo con las tres religiones monoteístas más importantes del mundo, la religión Católica, la Musulmana y el Islamismismo. EStudió los Libros Sagrados Judíos desde muy pequeña. El Cristianismo todo la ama como la Madre de Dios sin que haga falta explcicar lo que significa para los Católicos, y – lo que muchos ignoran – es muy grande el respeto religioso y en casos hasta el amor que sienten por ella los Musulmanes. Por supuesto el Islam no la considera Madre de Dios, ya que habla respetuosamente de Jesús, pero diciendo que es uno de los Profetas mayores y no el hijo del Creador, pero acepta con fervor y fuerza de dogma la Inmaculada concepción de María, su Santidad Purísima, su calidad de Siempre Virgen y su condición de Reina por el lugar de privilegio que ocupa en el paraíso. No es algo fuera de lo común que un Musulman honre a la Virgen María, ya que no afecta en nada sus creencias. No hay que olvidar que la tradición Musulmana dice que el Libro Sagrado del Islam, el Corán, le fue dictado por Alá (Dios) a su profeta Mahoma a través del Arcángel Gabriel, el mismo de la anunciación. En el Corán hay 31 versos que se menciona a María de una manera sorprendente, habla de la infancia de la Virgen y dice por ejemplo ( Sagrado Corán 3.37) " Su Señor la acogió favorablemente, la hizo crecer bien y la confió a Zacarías. Siempre que Zacarías entraba en el templo para verla encontraba sustento junto a ella. Decía: ¡María! ¿De dónde te viene eso?. Decía ella: de Alá. Alá provee sin medida a quien Él quiere".  Hay que tener en cuenta que Alá es Dios. Por citar otro tramo de María en el Sagrado Corán podemos mencionar el 3.45 y 3.42, éste último señala en forma muy directa la cualidad de elegida de la virgen el cual dice exactamente "Y cuando los ángeles dijeron María Alá te ha escogido y purificado, te ha escogido entre las mujeres del universo".
Ella es llamada de muchas maneras: María, Madre, Nuestra Señora, Virgen Santísima, Notre Dame, Our Lady, La Madonna, Virxen, Mary, Miriam, Mariah. Son muchos y variados los diferentes nombres y las diferentes advocaciones, puesto que María recorrió el mundo, pero no son muchas Virgenes, es solamente una, nuestra Madre Celestial, sea como sea que decidamos llamarla. Algunos la representan como a una anciana vestida de negro al pie de la cruz, para otros, una joven bella y luminosa llena de alegría y amor que acuna en sus brazos al Hijo de Dios. Es ella la que está cerca de Dios y cerca de nosotros, sin importar idioma, origen, raza, ni cultura… siempre es una y es muchas. María es única, solamente se le cambian los vestidos, según el lugar de la aparición: Lourdes, Fátima, San Nicolás, Del Valle, de Guadalupe, y tantas advocaciones y tantos lugares más… ¿Cuántas veces más nos visitará y a cuántos lugares más irá la mayoría de las veces en silencio?, porque no todo el mundo está preparado, y esa persona no dice nada simplemente porque muchos la pueden tratar de loca; porque la gente es descreída, las autoridades son descreídas, hay que dar y dar exámenes para probar algo tan simple como lo es que una madre hable con un hijo. ¿Cuántas veces más María dará testimonio de fé?, y por eso es María, Madre e Hija de Dios, María… siempre María, respetada por todo el mundo, amada, jamás ignorada, la Reina de los Cielos clama a sus hijos por la paz, el amor y la entrega total a Dios. Por eso amo tanto a María porque su amor es tan grande, porque es tan infinita su  bondad que jamás, jamás, dejaría a nadie sin su protección de madre. Por ello divulgar la palabra de Dios no es tarea fácil, para mí, un placer, dar el mensaje desde lo entendible, lo cotidiano, para que todos entendamos, para comprender, razonar, en esa palabra de amor, de aliento, de esperanza de un mundo mejor, donde la fé sea tan grande que no dudemos. María es la palabra más justa, la Madre más amada y clama a Dios porque sabe muy bien que sus hijos no son malos, ella no querría guerras, matanzas entre hermanos, desmanes, ni ningun tipo de violencia ni soberbia, porque María es el oasis de paz que todo ser celestial y terrenal necesita. ¡¡¡¡¡ María siempre Reina !!!!!. Mabel Russo
 
                                                                                                         

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: